jueves, 10 de septiembre de 2020

El monje estadounidense que se convirtió en un héroe para los cristianos en Rusia

 

Entre los cristianos rusos, el padre Seraphim Rose es uno de los estadounidenses más queridos. Y en la Iglesia de la Dormición en Moscú, es honrado entre los santos más amados. En la pared de la iglesia, hay un icono de él parado cerca de su padre espiritual, San Juan Máximovitch.

Rose había intentado de todo, desde el protestantismo hasta el ateísmo y el budismo. Aprendió varios idiomas y estudió a los filósofos más populares del mundo, pero nunca encontró las respuestas a las preguntas y necesidades más profundas de su corazón.

Luego, en San Francisco, al entrar en la Catedral rusa de la Madre de Dios "Alegría de todos los que sufren", se dio cuenta de que finalmente había regresado a casa. Pronto fue recibido en la Iglesia Ortodoxa, tomando el nombre de "Seraphim", siendo educado por el mismo San Juan Máximovitch.

El padre Seraphim luego se traslado al desierto del norte de California, viviendo como monje ortodoxo ruso, siendo finalmente ordenado como sacerdote. Además de observar los servicios diarios en el monasterio, el padre Seraphim publicó muchos libros y artículos, difundiendo la verdad del cristianismo ortodoxo a un mundo que necesitaba desesperadamente esperanza y salvación.

Varios libros del padre Seraphim con el tiempo llegaron a Rusia, durante los años en que los cristianos rusos todavía sufrían persecución bajo el comunismo ateo. De mano en mano, de persona a persona, sus escritos se difundieron entre los cristianos fieles en Rusia durante las décadas de 1970 y 1980, tocando la vida de muchas personas. Sus libros hoy continúan siendo muy leídos en Rusia.

Innumerables rusos han hablado sobre el impacto que el padre Seraphim tuvo en sus vidas. Incluso ahora, viviendo aquí en Rusia, sigo conociendo personas que le profesan gran gratitud. Algunos rusos me han dicho que parte de su primera aproximación a la fe cristiana fue gracias a este monje estadounidense.

En múltiples ocasiones, el padre Seraphim escribió sobre el proceso de canonización de nuevos santos en la Iglesia Ortodoxa. Normalmente ocurre a nivel de base, con numerosos cristianos reconociendo la santidad de alguien que ha reposado recientemente. Se ofrecen oraciones, se pintan iconos y las comunidades locales de cristianos honran a alguien que reconocen como santo. Finalmente, la jerarquía de la Iglesia se da cuenta y la persona es oficialmente canonizada. Este es el mismo tipo de proceso que tuvo lugar con su padre espiritual, San Juan Maximovitch.

El padre Seraphim probablemente nunca soño que su impacto sería de tan gran alcance, y que miles de cristianos ortodoxos eventualmente lo verían como un santo, tanto en Rusia como en Estados Unidos.

Iconos del padre Seraphim Rose está disponible en múltiples fuentes. Se ha escrito un Acatisto para San Seraphim Rosa de Platina. Y hoy en Rusia, gracias a la iconografía en la Iglesia de la Dormición, numerosos cristianos ortodoxos continúan presentandole sus respetos.

Después de casi 1000 años de florecimiento de la fe cristiana ortodoxa en Rusia, es asombroso que, durante los sombríos años de la opresión comunista, un sacerdote de Estados Unidos sea el que condujo a muchos rusos de regreso a sus raíces espirituales.



Padre Joseph Gleason
Traductor: Yerko Isasmendi