lunes, 28 de septiembre de 2020

Carta a Nina Seco

 


Agosto 28/Sept.l0, 1963

Querida Nina [Seco]:

Ha pasado casi un año desde tu visita, y ya somos casi desconocidos el uno para el otro. Eso es, por supuesto, principalmente culpa mía, ya que soy un corresponsal irremediablemente irresponsable. Sin embargo, intentaré escribir de vez en cuando, con la esperanza de que tu también lo hagas.

Estoy muy interesado en tu Iglesia Ortodoxa de habla inglesa y me gustaría saber más sobre ella y sobre el sacerdote. Si bien estoy bastante satisfecho con el eslavo eclesiástico y, de hecho, me siento más ruso que estadounidense, me doy cuenta de que no se puede esperar que muchos conversos lleguen tan lejos. De hecho, una de las principales dificultades que he tenido en mis propios modestos esfuerzos misioneros es la barrera lingüística y cultural. La gente está invariablemente fascinada por los servicios eslavos, pero cualquier contacto más íntimo con la Iglesia les parece imposible. ¿Qué tipo de éxito ha tenido tu Iglesia? ¿Tienen alguna actividad misionera organizada? Conozco a Vladiko John y el padre Leonid (en San Tikhons) quiere comenzar algo por el estilo aquí (es decir, actividad misionera), y Gleb tiene algunas ideas propias sobre el tema. Pero hasta ahora no se ha comenzado nada.

Recuerdo haberte dicho el año pasado que iría a Jordanville esta Navidad. Sin embargo, como me encontré sin poder trabajar más de cinco meses, ahorré solo el dinero suficiente para vivir este tiempo, y ahora he vuelto a trabajar (como ayudante de camarero de nuevo, pero en un lugar más agradable). El libro que he estado escribiendo está mucho mejor, aunque todavía está lejos de estar terminado. Resulta ser un estudio de las consecuencias del ateísmo en contraste con las consecuencias de la fe (histórico-psicológico-espiritual-filosófico-teológico). A veces me desespero por haberlo hecho demasiado abstracto y filosófico, de modo que nadie se interese en él o lo lea. Actualmente estoy trabajando en un ensayo (que resulta, como el libro, bastante largo) sobre la persona y la influencia del Papa Juan XXIII a la luz del "Gran Inquisidor" de Dostoievski, en el que espero interesar al padre Konstantin.

Vladiko John, como habrás oído, ha sido confirmado como arzobispo de San Francisco, y si la diócesis aún está muy lejos de la paz real, al menos hay algún tipo de orden por fin. Creo que el trabajo en la nueva catedral finalmente ha comenzado de nuevo. Vladiko John es mi favorito entre nuestros obispos, aunque me resulta casi imposible entenderlo. Está constantemente lleno de una paz y un gozo tan profundos que es espiritualmente beneficioso estar en su presencia. Estuve presente en varios momentos cruciales de los últimos meses, cuando Vladiko estaba rodeado de multitudes emocionadas, llorosas y prácticamente histéricas (¡ya sabes cómo pueden ser los rusos!), Pero estaba exactamente igual que siempre, tranquilo e incluso alegre, negando todas las acusaciones airadas contra otros obispos, y exhortando a todos a la paz espiritual y la obediencia.

Vladiko Savva estuvo aquí durante varios meses e hizo mucho en defensa de Vladiko John. Todavía tiene grandes esperanzas de establecer un monasterio (aunque Gleb, como de costumbre, es pesimista al respecto), pero aparentemente no hará nada hasta que deje Edmonton y se establezca permanentemente en otro lugar. Estaba buscando posibles monjes mientras estaba aquí, pero hasta ahora Jon es el único definido. Por mi parte, todavía tengo que terminar mi libro e ir a Jordanville antes de tomar mi decisión. ¿Conoces a algún monje potencial? ¿Y qué hay de tus propias esperanzas? ¿Están más cerca de realizarse? Son pocos los que piensan en la vida monástica o la toman en serio, incluso entre los rusos; La madre de Gleb, por ejemplo, me dio algunos consejos muy "prácticos" sobre por qué no debería ser monje.

Recientemente, una chica que conocí en la universidad me escribió después de haber desaparecido durante varios años. Me había desesperado de volver a tener noticias de ella, y las circunstancias me llevan a creer que hay un significado espiritual en este restablecimiento del contacto; en resumen, creo que Nuestro Señor desea atraerla a la Santa Ortodoxia. La última vez que la vi era una ferviente anglicana, con mucha conciencia espiritual y un gran amor por Nuestro Señor. Al mismo tiempo, tiene una especie de impulsividad dostoievskiana que ocasionalmente la lleva a extrañas aventuras. Aunque siempre soñó con convertirse en monja, ha tenido varios matrimonios infelices, por lo que la culpa no fue principalmente de ella (su marido simplemente la dejó con un hijo por nacer); o si la culpa fue suya, entonces fue por tener una naturaleza demasiado confiada que sigue con demasiada facilidad las primeras impresiones de las personas. En este momento vive en una granja con un hombre con el que se casó desesperadamente y con el hijo de su matrimonio anterior. Parece estar razonablemente contenta y sé que es capaz de sufrir mucho en silencio si es necesario; pero, aunque no tiene dudas intelectuales de la Verdad Cristiana, encuentra que su fe está más o menos muerta. Le enviaré libros e íconos tan pronto como tenga algo de dinero (ella los agradecerá), pero lo que más necesita es contacto con verdaderos creyentes y compañeros peregrinos en la tierra. Perdóname por agobiarte con todo esto, pero si sientes en tu corazón que debes hacerlo, por favor escríbele algo (te mencioné, pero no dije nada sobre ti), aunque solo sea para hacerle saber que los cristianos todavía existen. (Ella siente que "algo falta" en las iglesias anglicana y católica, y quedó impresionada con la autenticidad del servicio ortodoxo ruso las dos veces que estuvo presente). Estoy seguro de que ambas serán recompensadas. Su dirección es Sra. Charles Bradbury, Ruta 1, Ursa, Illinois. (Su nombre es Alison).

Por favor, reza por ella y por mí, miserable pecador pero compañero de peregrinaje que soy. Jon promete escribir pronto. Déjanos escuchar algo de ti.

Tu hermano en Cristo,

Padre Seraphim Rose
Letters of Fr. Seraphim Rose: 1961 - 1982
Traductor: Yerko Isasmendi