miércoles, 12 de agosto de 2020

Carta al Archidiácono Laurence sobre la guía espiritual


 Ag. 10/23, 1976


Archidiácono Laurence

Querido hermano en Cristo, Nicolás,

Saludos en nuestro Señor Jesucristo. Gracias por su carta. Agradezco la seriedad de lo que ha escrito y le responderé con la misma seriedad.

En primer lugar, debo decirle que, a nuestro mejor entender, hoy no hay startsi, es decir, ancianos verdaderamente portadores de Dios (en el espíritu de los Ancianos de Optina) quiénes podría guiarle no por su propia sabiduría y entendimiento de los Santos Padres, sino por la iluminación del Espíritu Santo. Este tipo de guía no se da a nuestro tiempo y, francamente, nosotros en nuestra debilidad, corrupción y pecados no los merecemos.

A nuestro tiempo se le da un tipo de vida espiritual más humilde, que el obispo Ignatius Brianchaninov en su excelente libro The Arena (¿lo tiene?) llama “vida por consejo”, es decir, vida según los mandamientos de Dios aprendidos en el Sagradas Escrituras y Santos Padres y ayudados por los mayores y más experimentados. Un "Starets" puede dar órdenes; pero un "consejero" da un consejo, que debe probar con la experiencia.

No conocemos a nadie en particular que pueda aconsejarle especialmente en inglés. Si esto es realmente necesario para usted, Dios se lo enviará a su debido tiempo, de acuerdo con su fe y necesidad, y sin que lo busque demasiado deliberadamente.

Ya que me ha escrito, me atreveré a darle una o dos palabras de consejo general, basado en lo que ha dicho en sus cartas, derivado de la experiencia de nuestra pequeña comunidad monástica y de nuestra lectura de los Santos Padres.

1.- Aprenda ante todo a estar en paz con la situación espiritual que se le ha dado y a aprovecharla al máximo. Si tu situación es espiritualmente estéril, no deje que eso le desanime, pero trabaje más duro en lo que usted mismo puedes hacer por su vida espiritual. Ya es algo muy importante tener acceso a los sacramentos y a los servicios regulares de la iglesia. Más allá de esto, debe tener oraciones matutinas y vespertinas regulares con su familia y lecturas espirituales, todo de acuerdo con sus fuerzas y las posibilidades que brinden sus circunstancias.

2.- Entre los escritos espirituales, debe leer especialmente aquellos dirigidos a personas que viven en el mundo, o que dan el "abecedario" de la vida espiritual, como Mi vida en Cristo de San Juan de Kronstadt, La guerra invisible de San Nikodemos, La vida de los santos en general, y The Arena del obispo Ignatius Brianchaninov (este libro, aunque está dirigido a novicios, también es adecuado para laicos en la medida en que ofrece en general el "abecedario" de la vida espiritual aplicada a los tiempos modernos).

3.- Para ayudar a su crecimiento espiritual y recordarle las verdades espirituales, sería bueno llevar un diario (los libros de “registro” de tapa dura que se venden en las papelerías son buenos), que incluiría extractos de los escritos de libros espirituales. que encuentre especialmente valiosos o aplicables para usted, y quizás comentarios propios inspirados por su lectura y reflexión, además de breves comentarios sobre sus propias deficiencias que usted piense que necesita corregir. San Juan de Kronstadt encontró esto especialmente valioso, como puede verse en su Mi vida en Cristo.

4.- No critique ni juzgue a otras personas; considere a los demás como si fueran ángeles, justifique sus errores y debilidades, y condénese solo a si mismo como el peor pecador. Este es el primer paso en cualquier tipo de vida espiritual.

Ofrezco esto por cualquier ayuda que pueda ser útil para usted. Me complacería intentar responder cualquier pregunta específica que pueda tener, especialmente sobre la enseñanza de los Santos Padres, a la que casi todas tenemos acceso en ediciones en ruso.


Te pedimos tus oraciones.
Con amor en Cristo
Monje Seraphim



Padre Seraphim Rose
Letters of Fr. Seraphim Rose: 1961 - 1982
Traductor: Yerko Isasmendi